martes, noviembre 28, 2006

sobre barcos y genes recesivos


Gracias a una abuela rubia mi hija tiene el cabello dorado. Se le pondrá oscuro cuando crezca, dicen las malas lenguas, pero para entonces se lo teñirá si es que quiere seguir siendo una rubia de ojazos negros. Gracias a la misma abuela es probable que mi hijo siga teniendo esos ojitos azul plomo con los que nació. Le cambiarán al noveno mes, dicen las malas lenguas, sobre todo tomando en cuenta que en mis genes no hay ningún ojo claro. Las malas lenguas son tan expertas en genética, que Darwin se queda pendejo. Según ellas, en los genes recesivos de padre y madre debe haber un ojo claro. Entonces yo me he puesto a repasar mi árbol genealógico encontrando muchos ojos oscuros. Luego he repasado el árbol genealógico de los amigos de ojos claros, a ver si les encuentro ese gen recesivo que se supone debe haber. Y así llego a un caso como el mío, de madre criolla, bien caribe, y padre importado en el que aparece algún ojo claro en la descendencia. Con ese descubrimiento pretendo rebatir las leyes genéticas de las malas lenguas. Antes de salir al ruedo, se lo comento a mi señor marido, quien me tumba la teoría: Mijita, me dice, hay muchos genes recesivos que llegaron en barcos a esos puertos del caribe, preñaron a una mulata y luego desaparecieron. Como aquel personaje de una película de Chalbaud (si mal no recuerdo) que se llamaba Usnavy en honor al barco que transportó a su progenitor a aquellos puertos venezolanos. Ese era bien moreno y seguramente tuvo hijos catires. Viéndolo así, es cierto, como puede saber uno a quién le llegó su gen recesivo en barco.

Azul plomo o negro, los ojitos de mi niño siguen siendo dos luces infinitas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los hijos se parecen a quien les da la gana..... mi hija a mi suegra, mi cuñada mayor a mi suegra, mi esposo a su padre... mi esposo y mi cuñada mayor (su hermana mayor) no se hablan y estan peleados. Yo me parezco mucho a la hermana menor de mi padre y dicen que hasta me muevo vomo ella... mi hermana se parece que mi madrina que ya muerio hace 14 años, la hija segunda de mi hermana es igualita a ella de joven y siempre me parece que vuelvo al pasado cuando la veo.....
Empieza a buscar fotos de la familia y a guardarlas para sacar los pareecidos...tambien las peliculas caseras (ahora los videos) ayudaran mucho....
El hijo de mi hermana menor se parece tanto a su madre que lo llamamos secretamente ¨Carmencito¨, mi cuñada y su sobrina deberían ser madre e hija y la hija mayor de mi hermana Conchi tiene mis ojos grandes y miopes....

pachamama dijo...

Me has hecho reir con ese enredo de parecidos!!!!

Mi hijo sigue con esos ojos azules que no son ni de la madre, ni del padre, sino de la abuela paterna (hemos pensado salir con una foto de esa abuela en el bolsillo para demostrar que no es un cacho!!)

un abrazo!